Como hacer jabon casero

Como hacer jabon casero

Cómo hacer jabón para vender

La fabricación de jabón es una manualidad divertida y fácil de dominar, siempre que prestes atención a los detalles y sepas seguir cuidadosamente las instrucciones.    Una vez que aprendas a hacer jabón, podrás empezar a experimentar con tus propias recetas caseras, ¡y hacerlo realmente tuyo!

El proceso puede parecer abrumador al principio, pero una vez que hayas hecho tus primeros lotes será algo natural.    En realidad, aprender a hacer tu propio jabón es sencillo y sólo consta de unos pocos pasos de principio a fin.

Para hacer jabón, hay que combinar una sustancia cáustica con aceites o grasas. Antiguamente, nuestras abuelas utilizaban potasa, elaborada a partir de cenizas de madera y grasas animales. El problema era que no había forma de saber lo fuerte o débil que era la potasa y cuánta grasa debía utilizarse en proporción a ella. El resultado solía ser una barra áspera que servía para limpiar la ropa, pero que no era tan agradable para la piel.

Hoy en día, disponemos de un producto químico estandarizado para fabricar jabón en pastilla. Se llama hidróxido de sodio o, más comúnmente, lejía. Como nunca cambia, podemos utilizar calculadoras de lejía en línea y averiguar exactamente la cantidad que necesitamos para hacer siempre una pastilla de jabón perfectamente equilibrada.

¿Cuáles son los 3 ingredientes principales del jabón?

El jabón tiene 3 ingredientes clave: aceite o grasa, lejía y agua.

No te pierdas este post:  Cómo hacer jabon de glicerina

¿Qué ingredientes no deben llevar los jabones corporales?

Estos ingredientes incluyen sulfatos, parabenos, ftalatos, aceite mineral, palmitato de retinol, alquitrán de hulla, hidroquinona, triclosán, triclocarbán, formaldehído y agentes liberadores de formaldehído, y todas las fragancias sintéticas.

¿Se puede hacer jabón sin lejía?

NO, químicamente hablando, el jabón no puede fabricarse sin lejía. El jabón se fabrica mezclando aceites (como aceite de oliva o de coco), un líquido (agua, leche de cabra, etc.) y un álcali (lejía). La lejía es necesaria para convertir los aceites en jabón.

Kit para hacer tu propio jabón

Hacer jabón no es sólo una forma estupenda de ser creativo y hacer bonitos regalos caseros, también es una verdadera forma de arte. La fabricación de jabón requiere un poco de química, pero no dejes que eso te intimide. El principio básico de la fabricación de jabón es mezclar un ácido con una base, como un álcali. A veces, ese álcali es una sustancia química llamada lejía, que es una sal cáustica y se presenta en forma de hidróxido de sodio. Hay que tener mucho cuidado al trabajar con lejía, así que si utilizas una receta de jabón casero que requiera este producto químico, asegúrate de llevar gafas protectoras, mascarilla y guantes. La lejía no permanece en el producto final, sólo es el catalizador de la reacción química que se produce durante el proceso.

Pero basta de lecciones de ciencia. Si prefieres evitar la lejía, hay muchas recetas que no la necesitan, así como bases de jabón prefabricadas que puedes comprar y que son seguras, sobre todo si quieres que los niños participen en el proceso de elaboración del jabón. Ahora que ya sabes lo básico, ¡ponte creativo y haz jabón!

No te pierdas este post:  Cómo hacer el zumo de granada

Lejía para hacer jabón

El jabón casero de leche y miel siempre ha sido uno de mis favoritos. Huele divinamente y la miel aporta un montón de beneficios para la piel: es hidratante, clarificante, calmante y también antibacteriana por naturaleza. Debido a estas propiedades, la miel es fantástica para el tratamiento del acné y el envejecimiento y para iluminar el cutis en general. Vamos, a todos nos vendría bien un poco de antienvejecimiento e iluminación del cutis, ¿verdad?

Me encantan estos jabones naturales por su aroma dulce y delicado y por sus increíbles beneficios para la piel, pero lo que me gusta aún más es el hecho de que puedo preparar un lote entero de estas bellezas en menos de 10 minutos. Tardan un poco más en endurecerse, pero la parte del “trabajo” se hace en menos de 10 minutos.

Por lo general, utilizo alrededor de 1 libra (o la mitad del bloque) de base de jabón a la vez para hacer diez jabones de nido de abeja; si quieres llenar todo el molde (19 jabones), utiliza las 2 libras completas de base de jabón. Corte el bloque de base de jabón de leche de cabra en cubos de aproximadamente ½” de tamaño. La base de jabón es blanda y se corta fácilmente con un cuchillo de cocina.

Cómo hacer jabón casero sin lejía

Para los que hacen jabón artesanal desde cero, la lejía es esencial para provocar una reacción química que producirá el jabón acabado. Sin embargo, el inconveniente de la lejía es que es una sustancia corrosiva que puede provocar quemaduras, cicatrices y lesiones si no se utiliza con la debida precaución. Afortunadamente, los artesanos principiantes pueden utilizar la lejía de forma segura y eficaz. Además, el uso de diferentes moldes para crear el producto final puede permitirle crear jabón temático que se ajuste a sus preferencias.

No te pierdas este post:  Cómo hidratar un abrigo de piel

Resumen del artículoXPara hacer jabón artesanal, empieza mezclando lejía y agua fría en un tarro de conservas. A continuación, mezcla algunos aceites esenciales en un tarro aparte y caliéntalos en un cazo con agua sobre el fuego. A continuación, vierte los aceites esenciales en un bol y remueve lentamente la lejía y el agua fría durante 5 minutos. Cuando hayas terminado, añade algunas hierbas secas y colores naturales antes de verter la mezcla en un molde de silicona. Por último, deja que el jabón se endurezca durante 24 horas y, después, sácalo del molde y déjalo curar durante 1 mes. Para saber cómo guardar tu jabón casero, ¡desplázate hacia abajo!

Artículos recomendados

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad